domingo, 21 de noviembre de 2010

Lo denunciaron de acoso sexual, pero probó que en realidad era sonámbulo


Había aparecido desnudo frente a su compañero de trabajo. Probó que lo hizo sin querer. Ahora será indemnizado con 13 millones de dólares.

Después de más de tres años de litigio, la Justicia de Irlanda falló a favor de un hombre de negocios que había sido acusado de acoso sexual después de que se mostró desnudo en los pasillos de un hotel durante un viaje de negocios. Ahora, será indemnizado con 10 millones de euros .

Donal Kinsella logró probar ante el tribunal del condado de Louth, Irlanda del Norte, que él no pretendía acosar sexualmente a su compañera de trabajo durante un viaje de negocios que hicieron al África en 2007, contrario a lo que había publicado la empresa para la que trabajaba. Por eso denunció a la compañía y a su presidente, Charles carvill, según informó la BBC.

El hombre probó a través de una investigación que pidió la propia empresa que es sonámbulo y no tiene la costumbre de usar piama, lo que explicaría por qué se apareció desnudo en la puerta de la habitación de una compañera en un hotel en Mozambique, en julio de 2007.

Ante aquellos eventos, la compañía Kenmare Resources insinuó en un comunicado de prensa que Kinsella, de 67 años, había acosado sexualmente a su compañera. Pero el hombre ganó la pulseada y logró que la Justicia irlandesa ordenara a la empresa a pagarle 10 millones de euros, o 13 millones de dólares, en concepto de "reivindicación", un record en el país.
20 de Noviembre de 2010 17:03

No hay comentarios.: