sábado, 15 de marzo de 2008

Purpura


Las huestes de raitz son numerosas, Itz los ha alcanzado al fin, pero los tiene que convencer de dos cosas: primero que le den la clave para encontrar los huevos de Dragon Robados por los Alien, segundo que sus tropas se alien con las hadas en la lucha que se libra en la puerta del Infierno, Raitz reconoce a su primo, a pesar de su seriedad sonrie recordandolo como gato, su primo siempre fue el mas timido del cla, ahora lo ve con Hermosa Doncella.
Sabe que Ragord destripara facilmente a las hadas de todos colores, Itz necesita convencerle, mientras las hadas van pasando niveles del inframundo se debilitan, las huestes de raitz son necesarias para igualar un poco la batalla, los huevos se necesitan para llamar a los Dragones que se encuentran hechizados al igual que el Lord y la Gnomos.

No hay comentarios.: